El valor del ejemplo en la enseñanza

En una de las últimas audiciones escolares en las que he participado con la Sinfonica de Sant Cugat presencié una situación totalmente vergonzosa para cualquier docente que así se considere.

Mientras explicaba el narrador del concierto una de las obras que tocábamos me fijé en que en uno de los lados del auditorio los alumnos no paraban de hablar. De manera refleja en seguida busqué con la mirada a sus profesores, pensando que probablemente estarían haciendo esfuerzos sobrehumanos para controlar la situación. Mi sorpresa fue ver que las dos profesoras "responsables" del grupo también charlaban animadamente.

Pensé, bueno, cuando empiece la obra ya pararán. Pues no. Seguían hablando, e incluso podía saber de qué por la manera en que gesticulaban. Supongo que no sólo no se sentían cohibidas, sino que pensaban que era una buena ocasión para ponerse al día y querían mostrarlo abiertamente al resto de personas del auditorio.

Esto me hizo reflexionar; ¿qué busca un colegio en un docente? ¿de qué tipo de proyecto educativo forman parte? ¿mostrar educación y dar un buen ejemplo no es algo totalmente necesario para cualquier persona que se dedique a la enseñanza? ¿un profesor ha de educar o sólo enseñar la parcela que le toca? No hace falta leerse el informe PISA para darse cuenta de la penosa situación del sistema educativo español. Educación y cultura por encima de todo.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...